Fideos de acelga

No hay nada más lindo que preparar las pastas caseras, así obtenemos fideos frescos de un sabor incomparable. Hoy te propongo fideos de acelga, acompáñame a descubrir esta receta de fideos caseros verdes con acelga.

Fideos de acelga

Receta de fideos de acelga

  • Puré de acelga una taza pequeña
  • Huevos 3
  • Aceite 3 cucharadas
  • Sal 1 cucharadita
  • Harina 400 g aproximadamente

Fideos caseros de acelga

La base de estos fideos caseros de acelga es el puré de acelga, para ello cocinaremos al vapor las hojas de acelga hasta que estén bien tiernas, luego escurrirlas hasta quitar toda el agua y procesarlas hasta obtener un puré homogéneo.

En un recipiente amplio mezclar los huevos con el puré de acelga frío, el aceite y la sal. Cuando estos ingredientes estén unidos agregar poco a poco la harina y amasar hasta lograr una masa firme y de textura lisa.

Tapar la masa y dejar descansar por al menos 40 minutos.

Transcurrido el tiempo de descanso estamos en condiciones de estirar la masa de tallarines de acelga hasta aproximadamente 2 o 3 mm de espesor, luego cortar los fideos del grosor deseado.

Sólo restará cocinarlos en abundante agua hirviendo hasta que estén en el punto justo para disfrutar solos con aceite de oliva, con una rica salsa de tomate y albóndigas o con crema de leche y queso parmesano.

Fideos caseros

Hoy vamos a aprender a hacer unos deliciosos fideos caseros. Esta es una receta tradicional que ya cocinaba mi abuela en mi familia, por lo cual es una receta probada y aprobada por generaciones 😉

Hacer fideos caseros es muy sencillo, tan sólo debes conocer los secretos y cantidades de ingredientes necesarios para preparar unos exquisitos tallarines al huevo completamente hechos en casa.

Conozcamos juntos esta receta fácil de fideos caseros.

Fideos caseros
Ingredientes para hacer fideos caseros

  • Harina de trigo 750 g
  • Huevos 6
  • Aceite 2 cucharadas
  • Sal 1 cucharadita

Receta de fideos caseros faciles

Como lo anticipamos en la introducción hacer fideos caseros es muy fácil, tan sólo tenemos que colocar sobre la mesada la harina junto con la sal y formar con ella una corona. En el centro colocar los huevos a temperatura ambiente batidos junto con el aceite, tomar la masa con las manos desde el centro hacia los costados.

Para lograr unos tallarines livianos es necesario conseguir una masa lisa y homogénea, que posean una textura firme.

Una vez amasada debemos dejarla descansar por aproximadamente una media hora, cubierta con un liezo o un film para que no se reseque.

Transcurrido dicho tiempo estirar la masa hasta un espesor de aproximadamente 1 mm y medio y cortar luego finos tallarines.

Es así de sencillo como podemos hacer unos deliciosos fideos caseros fáciles y sanos.