Ñoquis de acelga y harina

A muchos nos encanta disfrutar de un buen plato de pasta casera y por ello es que hoy quiero compartir con ustedes esta receta de ñoquis de acelga y harina. Para hacer que queden un poco más livianos utilizaremos una pizca de maicena y pan rallado en la preparación de la masa, pero a diferencia de los tradicionales ñoquis de papa estos son unos ñoquis de acelga sin papa.

Ñoquis de acelga y harina

Ingredientes para hacer ñoquis de acelga sin papa

  • Acelga o espinaca fresca 600 g
  • Huevos 2
  • Maicena 2 cucharadas
  • Pan rallado 3 cucharadas
  • Harina de trigo 400 g
  • Queso parmesano 80 g
  • Sal, pimienta y nuez moscada a gusto

Como hacer ñoquis verdes sin papa

El primer paso será blanquear las hojas de acelga, para luego dejarlas enfriar. Escurrirlas muy bien para quitar toda el agua, procesarlas junto con los huevos, la sal, la pimienta, y la nuez moscada.

A continuación agregar el queso parmesano rallado fino, el pan rallado, la maicena y la harina, tomar la masa sin amasar demasiado.

Formar cilindros y cortar pequeños ñoquis. Cocinar en abundante agua hirviendo hasta que floten en la superficie.

Así de sencillo es como podemos preparar unos ñoquis verdes con acelga o espinaca, de acuerdo a tus gustos, obteniendo una ñoquis livianos, deliciosos y sin papa.

Ñoquis de acelga sin harina

Muchos están interesados en hacer ñoquis sin harina ni papa, a algunos podrá sonarles imposible, pero ello no es cierto, y lo comprobaremos mediante éste sencilla receta de ñoquis sin harina. En especial hoy conoceremos como hacer ñoquis de acelga sin harina.

Ñoquis de acelga sin harina

Para quienes gusten más de la espinaca que de la acelga, deben saber que perfectamente pueden cambiar dicho ingrediente, respetando las cantidades.

Receta de ñoquis de acelga y ricota

  • Hojas de acelga cocida y escurrida 1 taza
  • Ricota descremada 250 g
  • Claras de huevo 2
  • Salvado de avena 2 cucharadas soperas
  • Leche en polvo 4 cucharadas
  • Nuez moscada, pimienta y sal a gusto

Ñoquis de espinaca y ricota sin harina

Para preparar estos deliciosos ñoquis de acelga o espinaca con ricota y sin harina comenzaremos por mezclar las hojas de acelga procesadas con las claras de huevo, los condimentos, la leche en polvo y la ricota descremada que debe ser firme. Cuanto todos estos ingredientes estén bien unidos agregar el salvado de avena y mezclar hasta lograr una masa uniforme.

Realizar cilindros con la masa y cortar los ñoquis del tamaño deseado.

Cocinar en agua hirviendo hasta que los ñoquis floten en la superficie de la cacerola, acompañar con la salsa que más te guste o simplemente con un poco de crema de leche y queso parmesano.

 

Ñoquis de zapallo con harina integral

Una sencilla y deliciosa receta de ñoquis de zapallo con harina integral es lo que van a encontrar aquí, yo adoro preparar éstos ñoquis caseros, puesto que me permite variar los tradicionales ñoquis de papa.

Ñoquis de anquito

Ñoquis de anquito

  • Puré de anquito 2 tazas
  • Huevos 4
  • Sal, pimienta y nuez moscada a gusto
  • Harina integral 2 tazas medianas

Receta de ñoquis de anquito

El paso más importante para hacer ñoquis de anquito livianos es lograr un puré lo más seco posible, por ello yo cocino el anquito en una sartén antiadherente con rocío vegetal a fuego suave hasta que se deshaga, y luego lo dejo enfriar por completo. Al lograr un puré bien seco evitaremos agregar harina de más y con ello los ñoquis quedarán mucho más livianos y suaves al paladar.

Con el puré ya frío será momento de agregar los huevos levemente batidos junto con la sal, la pimienta y la nuez moscada, unir muy bien estos ingredientes. Incorporar luego la harina, intentando amasar lo menos posible, debemos lograr una masa de consistencia homogénea un tanto blanda.

Cortar la masa en pequeñas porciones agregando harina adicional para que no se peguen entre sí, realizar cilindros y por último cortar pequeños ñoquis, espolvorear con harina común para que los ñoquis se mantengan separados y despegados.

Tan sólo restará cocinar (en abundante agua hirviendo) los ñoquis inmediatamente luego de haberlos realizado, puesto que como se trata de una masa mucho más húmeda que los de papa, es aconsejable no guardarlos por mucho tiempo para evitar que se peguen entre sí.

Con esta receta obtenemos unas seis porciones abundantes.

Ñoquis de acelga y harina integral sin papa

Hoy vamos a compartir una receta diferente para hacer unos delicioso ñoquis de acelga con harina integral sin puré de papas. Ésta es una receta diferente a las tradicionales pero sigue siendo una receta deliciosa. Aprendamos juntos como preparar estos riquísimos ñoquis de acelga y harina integral.

Ñoquis de acelga y harina integral sin papa

Ingredientes para hacer ñoquis de acelga y harina integral

  • Acelga hervida y escurrida media taza
  • Huevo 1
  • Leche 100 cc
  • Harina integral en cantidad necesaria
  • Maicena 3 cucharadas
  • Sal, pimienta y nuez moscada a gusto

Como hacer ñoquis de acelga y harina integral sin papa

Comenzaremos a preparar estos deliciosos ñoquis de acelga con harina integral y sin puré de papas colocando las hojas de acelga previamente hervidas y escurridas dentro del vaso de una licuadora junto con el huevo, la leche y los condimentos: sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Licuar muy bien todos estos ingredientes hasta obtener una preparación de consistencia fluida.
En un recipiente mezclar la maicena con una taza grande de harina integral, luego incorporar el preparado obtenido con la licuadora. Unir todos estos ingredientes hasta lograr una masa firme pero no dura, esto es muy importante para que los ñoquis no resulten pesados.
No especifico la cantidad exacta de harina integral puesto que dependerá de la cantidad de líquido que tengan las hojas de acelga y el tamaño del huevo. Será muy importante que obtengas una masa húmeda pero firme utilizando la cantidad de harina integral que sea necesaria, procura no amasar demasiado la masa, tan sólo debes unir todos los ingredientes.
Toma pequeñas porciones de masa y realizar cilindros para luego cortar los ñoquis.
Cocinarlos en agua caliente con sal hasta que floten en la cacerola. Puedes comerlos con crema, queso rallado, salsas de tomate o salteados con aceite y ajo, son absolutamente deliciosos y muy rápido de hacer.