Enlaces patrocinados

Masa dulce de levadura

Falta cada vez menos para el otoño, una época del año en la que me encanta preparar masas dulces de levadura, ya sea para hacer roscas, trenzas, masas rellenas, y otros tipos de preparados.
Hoy te traigo una receta de masa dulce de levadura súper fácil y básica, con la que puedes hacer muchas variantes. ¿Me acompañas a descubrirla??

Ingredientes para hacer masa dulce de levadura

  • Levadura fresca 50 g
  • Manteca 100 g
  • Huevos 3
  • Azúcar 100 g
  • Leche tibia 150 cm³
  • Harina 600 g
  • Ralladura de limón
  • Esencia de vainilla 1 cucharadita

masa-dulce-de-levadura
Como hacer masa dulce de levadura

El primer paso de esta receta básica de masas dulces con levadura es diluir la levadura fresca en la leche tibia junto con una cucharada de azúcar y una de harina. Dejar reposar en un lugar cálido hasta que duplique su volumen.

En un recipiente amplio mezclar la harina con el resto del azúcar, la ralladura de limón, la esencia de vainilla y los huevos a temperatura ambiente, en el centro colocar la espuma preparada en el primer paso y comenzar a tomar la masa desde el centro hacia afuera. Amasar durante tres a cuatro minutos para lograr un bollo de textura homogénea.

A continuación agregar la manteca a temperatura ambiente, al principio te parecerá imposible de integrar, pero ten paciencia, continúa amasando y evita agregar harina adicional, poco a poco la masa irá incorporando toda la manteca y tomar una textura muy suave.
Dejar reposar en un lugar cálido tapado con un lienzo o con un papel film hasta que duplique su volumen.

Volcar la masa sobre la mesada y darle la forma deseada, en este caso he realizado una trenza. Colocar sobre una bandeja de horno levemente aceitada y enharinada y pincelar con huevo batido con una pizca de azúcar.

Dejar que duplique nuevamente su volumen y luego cocinar en un horno a temperatura media (180 °C) hasta dorar, tiempo suficiente para que el interior se cocinen por completo.

Esta masa puedes rellenarla con pasas de uva, nueces, almendras, dulce de leche, canela y azúcar, frutas abrillantadas, crema pastelera, o cualquier otro ingrediente que te apetezca.

Espero te animes a probar esta deliciosa receta básica de masa de levadura dulce.

Enlaces patrocinados

Guiso de carne molida, porotos negros y maíz

Hoy te traigo una receta de guiso de carne molida, porotos negros y maíz muy fácil de preparar, ideal para comer en cazuelas acompañando un arroz blanco o también unas papas al horno.
Esta es de esas recetas de guisos económicos que podemos preparar muchas veces sin romper nuestro presupuesto semanal.
Te invito a descubrir que ingredientes necesitamos para preparar este delicioso guiso de carne molida y porotos negros.

guiso-de-carne-molida-porotos-negros-y-maiz

Ingredientes para hacer guiso de carne molida con porotos negros

  • Carne molida 400 g
  • Porotos negros 1 taza
  • Maíz amarillo 1 lata
  • Pimiento rojo 1
  • Cebolla blanca 2
  • Ajos 3 dientes
  • Puré de tomate 2 tazas grandes
  • Aceite de oliva, sal, pimienta y laurel en cantidad necesaria

Guiso de carne molida y porotos negros paso paso

Lo primero que tenemos que hacer para este delicioso guiso de carne molida con porotos negros es remojar los porotos en agua durante la noche anterior para que la cocción sea más rápida.

En una cacerola profunda colocar aceite de oliva y saltear allí los ajos, la cebolla y el pimiento picados pequeños hasta transparentar.

Alcanzado dicho punto incorporar la carne molida junto con el puré de tomate y el extracto de tomate, condimentar con sal, pimienta y una o dos hojas de laurel. Agregar también una taza de caldo de carne y tapar la cacerola para cocinar a fuego medio durante unos 40 minutos.

Pasado dicho tiempo corroborar el punto de cocción de los porotos y si los mismos ya están blandos agregar el maíz a la preparación para terminarla.

Y así es como preparamos este delicioso guiso de carne molida con porotos negros, espero te animes a probar esta receta!


porotos y carne molida, trigo burgol
Enlaces patrocinados

Salsas caseras para nachos

El verano es el momento ideal para juntarnos por la noche, cuando el calor del día nos da respiro, pero igualmente no tendremos muchas ganas de cocinar, por ello las picadas son ideales.

Hoy te quiero compartir 3 salsas caseras para nachos muy fáciles de hacer, y para las que no necesitarás prender ninguna hornalla. Acompáñame para descubrirlas!

Si lo deseas puedes ver aquí una receta de nachos caseros

salsas-faciles-para-nachos

Salsa de palta para nachos

Para ésta salsa vamos a necesitar una palta, media cebolla blanca rallada, aceite de oliva, sal y jugo de limón.

Pisar la palta madura, mezclar con la cebolla blanca rallada o picada pequeña, y condimentar con aceite de oliva, jugo de limón y sal. Y lista la primera salsa!

Salsa pico de gallo para nachos

Para ésta salsa vamos a necesitar un tomate rojo maduro, media cebolla blanca picada,  una cucharada de cebolla de verdeo picada, aceite de oliva, sal y jugo de limón.

Mezclar el tomate y las cebollas picadas, condimentar con aceite de oliva, sal y jugo de limón. Lista la segunda salsa!

Salsa de ajo para nachos

Para ésta salsa vamos a necesitar crema de leche 3 cucharadas, queso crema 4 cucharadas soperas, un diente de ajo y sal y pimienta.

Rallar muy fino el ajo y mezclar con queso crema, crema de leche sal y pimienta. Y lista la tercera opción!

Ahora solo restar disfrutar de unos deliciosos nachos con salsa, una cerveza helada y muy buena compañía. ¿Qué te parece el plan?

Pan integral para hamburguesas

¿Tienes ganas de disfrutar de una rica hamburguesa casera sin dejar de cuidarte? Si te pasa igual que a mi, que por las noches mueres por comer algo delicioso, te va a gustar mucho ésta receta de pan integral para hamburguesas.

pan-integral-para-hamburguesas
Emplear un pan saludable y los aderezos adecuados hará que comer una hamburguesa ya no sea un pesar para la salud.

Por ello vamos a ponernos manos a la obra para hacer éste delicioso y esponjoso pan integral para hamburguesas.

Los ingredientes que necesitamos son:

  • Harina integral 500 grs
  • Semillas de lino 3 cucharadas
  • Levadura seca 1 sobre
  • Agua tibia en cantidad necesaria
  • Aceite de oliva un pocillo
  • Sal una pizca
  • Azúcar 1 cucharada

Como hacer pan casero integral para hamburguesas

El primer paso será disolver en agua tibia la levadura seca junto con el azúcar y dos cucharadas de harina. Tapar y dejar espumar.

Sobre la mesada realizar una corona con la harina integral, las semillas de lino y espolvorear la sal sobre la harina.

En el centro colocar la espuma realizada en el primer paso, el aceite de oliva y un pocillo de agua tibia. Comenzar a tomar la masa desde el centro hacia los costados, en caso de ser necesario agregar más agua, debes lograr un bollo liso, que no se pegue a la mesada, y que no sea demasiado duro.

Amasar enérgicamente por unos 5-8 minutos.

Tapar la masa con un papel film y dejar reposar en un lugar cálido hasta que duplique su

volumen.
Pasado dicho tiempo de descanso desgasificar la masa y cortar porciones, hacer bollitos, y aplanarlos ligeramente. Colocarlos en una bandeja de horno con rocío vegetal y dejar reposar hasta que dupliquen su volumen.

Cocinar en horno a temperatura media por aproximadamente 20-25 minutos, o hasta que los veas dorados.

Recuerda que puedes cambiar las semillas de lino por sésamo, girasol, chia o cualquier otra variedad que te guste. Incluso puedes saborizar el pan con orégano seco, provenzal, pimentón o cualquier otro condimento. Anímate a probar diferentes alternativas, para preparar tus propios panes de hamburguesas.

Budín de mandarina húmedo

Llega fin de año y volvemos a sacar nuestro recetario de budines, aunque podemos prepararlos en cualquier momento del año.
Uno que me gusta cocinar a menudo es el budín de mandarina, ya que tiene un sabor muy agradable y es muy húmedo, algo que me encanta de los budines.
Si te gustan tanto como a mí acompáñame a descubrir esta receta de budín de mandarina húmedo, muy fácil de hacer!

budin-de-mandarina-humedo

Ingredientes para hacer budín de mandarina húmedo

  • Aceite neutro 1 taza pequeña
  • Huevos 3
  • Azúcar 1 taza
  • Harina leudante 2 tazas
  • Mandarinas 2
  • Azúcar impalpable para decorar en cantidad necesaria

Como hacer budín de mandarinas húmedo

En un recipiente amplio mezclar los huevos a temperatura ambiente junto con el aceite, el azúcar, el jugo y la ralladura de las dos mandarinas, mezclar muy bien hasta lograr una consistencia homogénea. A continuación agregar la harina leudante tamizada y unir por completo.

Verter la preparación en una budinera previamente enmantecada y enharinada.

Cocinar en horno a temperatura media (180 °C) por aproximadamente unos 45 minutos, o hasta que al introducir un palillo el mismo salga limpio. Dejar enfriar.

Preparar un glasé con azúcar impalpable y agua tibia, o unas gotas de jugo de mandarinas y decorar tal y como lo ves en la imagen.

Y así de fácil es como podemos hacer un budín de mandarinas húmedo sin manteca, espero te animes a probarlos.

Tortilla de lechuga

Tal vez el título de ésta receta te resulte algo extraño, ya que en la mayoría de los casos solemos comer la lechuga cruda, en ensaladas y otras preparaciones frescas. Por ello te sorprenderás al saber que la lechuga se puede cocinar, y una de las recetas que podemos hacer con lechuga cocida es la tortilla de lechuga. Se trata de una tortilla liviana y muy rica, que si aún no has probado deberías intentar. podría decirse que es algo similar al okonomiyaki, ¿te animas a probarla?

tortilla-de-lechuga

Ingredientes para hacer tortilla de lechuga

  • Una planta de lechuga mediana
  • Una cebolla blanca
  • 6 Huevos
  • 2 Dientes de ajo
  • Aceite de oliva, sal y pimienta a gusto

Recetas con lechuga cocida

Lo primero que tenemos que hacer para preparar ésta receta es lavar muy bien la lechuga, cortarla groseramente y colocar una cacerola amplia con abundante agua al fuego. Cuando el agua hierva cocinar la lechuga por uno o dos minutos, retirar del agua caliente y escurrir mientras enfriamos la lechuga bajo el chorro de agua fría de la canilla.

En una sartén saltear los ajos y la cebolla con una pizca de aceite de oliva hasta que estén transparentes.

En un recipiente amplio mezclar los 6 huevos con sal pimienta, la lechuga cocida, y los vegetales salteados.

Volcar la preparación sobre una sartén anti-adherente con una pizca de aceite de oliva y cocinar por ambos lados hasta que la tortilla esté dorada y perfectamente cocida en su interior.

Esta es una muy buena alternativa sobre todo para el invierno, cuando nos cuesta comer vegetales de hoja verde fríos.

Espero te guste la forma en que yo preparo la tradicional y poco conocida tortilla de lechuga.

Masa licuada para pascualina

¿Tenés ganas de preparar una rica pascualina casera, y no tienes la masa? Te propongo que pruebes ésta sencilla y rápida receta de masa licuada de pascualina, la vas a tener lista en unos pocos minutos, para poder rellenarla con acelga, espinaca, queso, huevos duros, y cebollas salteadas. O con el relleno que más te guste.
¿Te animás a probar ésta receta fácil para hacer masa de pascualina?

masa-licuada-para-pascualina

Ingredientes

  • Harina leudante 2 tazas
  • Agua 1/3 de taza
  • Aceite 1/3 de taza
  • Leche 1/3 de taza
  • Sal y pimienta una pizca de ambas

Receta de masa licuada para pascualina

Para preparar esta sencilla masa licuada para pascualina tendremos que colocar los elementos líquidos dentro del vaso de una licuadora o de una minipimer junto con la sal y la pimienta, mezclar muy bien y luego agregar una de las tazas de harina, continuar procesando hasta lograr una textura algo densa.

Esparcir el resto de la harina sobre la mesada y volcar la masa sobre ella, terminar de tomar la masa incorporando la harina restante, es importante no amasar demasiado para no desarrollar el gluten y que luego sea difícil estirar los discos de tarta.

Dejar reposar la masa en la heladera por unos 30 minutos tapada con papel film.

Dividir la masa en dos, y con ayuda de un palote de madera y un poco de harina extra estirar dos discos de aproximadamente tres a 4 mm de espesor, forrar una tartera previamente aceitada con uno de los discos, rellenar con el relleno que más te guste, tapar con el otro disco de masa, pincelar con huevo ligeramente batido y cocinar hasta que la pascualina esté perfectamente lista.

Con esta receta obtendrás una masa de sabor casero, y textura suave que se desarma en la boca tras comerla.

Espero te guste esta sencilla receta de masa licuada para pascualina.


masa de pascualina